Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Daniel, de “fea del baile” a héroe en la 7ª etapa de ‘Expedición Imposible’

La séptima jornada de ‘Expedición Imposible’ comienza con un intercambio de parejas. Al principio nadie quería a Daniel de compañero, pero el exquién quiere casarse con mi hijo termina ganando el dírham de oro y la admiración de todos sus rivales en un emotivo final.

Raquel Sánchez Silva comunica al principio del programa que hay un “baile” de parejas. Es decir, los expedicionarios tendrán que formar pareja con uno de sus rivales durante toda la etapa y el premio se lo llevará el equipo que antes reúna a sus dos participantes de la pareja original en la meta. La sanción, ya se verá, pero arrastrará a la pareja original de los últimos que lleguen al destino.
Con algún que otro roce por el orden en que se establecen las nuevas parejas [y el enfado notable de Daniel, que ve cómo nadie quiere participar a su lado] arranca la etapa hacia un escenario privilegiado, las cataratas de Ouzud, situadas en plena cordillera del Atlas.
Las parejas de la etapa quedan así: Álex-Noelia, Ismael-Cristina, David-Rocío, Iván-Rafael, Daniel-Felipe y Alejandro-Yolanda.
TRES EQUIPOS HACEN TRAMPAS
Para llegar hasta las cataratas, es necesario descifrar un mensaje con la ayuda de una alfombra, pero las prisas pueden a los tres equipos que van en cabeza. Prefieren guiarse por las indicaciones de los lugareños y su propio instinto para llegar a las espectaculares cataratas.
Raquel Sánchez Silva les saca los colores a los tramposillos, que tendrán que salir con una penalización de tiempo en la segunda parte de la etapa, algo con lo que Cristina no está nada conforme.
BRONCA DE ÁLEX A SU CONDUCTOR
“Yo no me guardo nada dentro”, reconoce Álex. Superado por su competitividad y sin el yugo de Rocío, que se vanagloria de ser más fuerte que Noelia a la hora de controlar a su compañero, Álex Casademunt le echa una reprimenda a su conductor.
Álex teme ser adelantado por los equipos que le siguen y el conductor, ni corto ni perezoso, le dice que no tiene ningún problema en dejarles en tierra.

CRISTINA, ¡QUE SE LLAMA I-S-M-A-EL!
La torera tiene que tirar de su nueva pareja durante la segunda parte de la etapa. Y es que Ismael tiene un problema en uno de sus pies, además de una paciencia infinita para aguantar a Cristina llamarle Iván durante toda la jornada. Momento desternillante, sin duda.
ROCÍO Y DAVID ENCUENTRAN EL CAMINO
Además del cansancio acumulado, los expedicionarios tienen que evitar caer en una trampa de orientación. Para llegar al castillo en el que Raquel les espera con la bandera de la meta, nuestros aventureros tendrán que recorrer un camino enrevesado. Tanto, que es necesario que se tatúen con hena el mapa de esta ruta laberíntica. Mientras que algunos dibujan tres garabatos, Álex no deja ni un detalle sin tatuar en la sexy tripa de Noelia.
Los primeros en encontrar la ruta indicada son Rocío y David, pareja muy fuerte durante toda la etapa, que llegan en primera posición. A pesar de ello, la gloria del programa es para Daniel, que llega en segunda posición ayudado por su Felipe, y demostrando que en ‘Expedición Imposible’ no hay expedicionario débil. “Los Da’s” (Daniel+David) se llevan el dírham de oro, Álex aprovecha la alegría de llegar tercero para darle un beso en la boca a Noe y Alejandro da Silva y Yolanda lastran a sus parejas originales al llegar los últimos.
Naranjas y Rojos pelearán por una plaza. El arte flamenco contra la ambición torera, se prevé un desenlace muy reñido en la etapa 8.