Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Serbia y Macedonia empatan (2-2) y se complican mucho su futuro en la Euro Sub-21

Serbia y Macedonia se condenaron a estar virtualmente eliminadas tras empatar (2-2) en la segunda jornada del grupo B. 

Tanto Serbia como Macedonia llegaron atenazadas al partido. Era a vida o muerte. El empate condenaba a las dos a quedarse fuera del Europeo Sub-21. Los serbios eran superiores, a priori, pero les costó hacerse con el partido. Pisaron más el área de Aleksovski y en una jugada en la que pidieron dos penaltis llegó el tanto.
Primero una caída en el área en la que no hubo contacto y después una mano muy clara que le dejó el balón a Gačinović para que fusilara a placer al portero de Macedonia. A partir de ahí, los serbios dieron un paso atrás, dejaron más terreno para avanzar a los macedonios e intentar sorprender con una contra. En el centro del campo se permitió poco juego, muchas interrupciones y saltaron algunas chispas.
Serbia logró llegar al descanso con ventaja para intentar administrar el resultado en la segunda parte. El técnico de Macedonia sorprendió a todos al quitar a Babunski, su estrella. No estaba haciendo nada, pero le restó calidad al ataque y Serbia respiró un poco más aliviada.
Y cuando Serbia estaba más tranquila, le llegó el mazazo. Una mano muy clara de Zivkovic dentro del área para que Bardhi marcara desde los 11 metros. El empate no les servía de nada a las dos selecciones porque con un punto cada una están virtualmente eliminadas antes de la última jornada.
Los serbios se lanzaron al ataque y pasaron a defensa de tres jugadores. Macedonia se armó de valentía y se lanzó también al arriba. No les quedaba otra porque empatar era como estar eliminadas del Europeo. Y la valentía tuvo premio con un golazo de Gjorgjev. El jugador macedonio disparó desde fuera del área, el balón hizo un extraño y despistó al portero serbio.
No iba a quedar así la cosa. Serbia estaba en modo ataque y se encontró con un gol. Aleksovski se marcó la parada del torneo, pero no estuvo muy fino en el tanto de Djurdjević. El serbio remató de cabeza en el segundo palo y volvió a poner las tablas en el marcador.
Serbia y Macedonia consiguieron hacer un gol cada una y terminaron el tiempo reglamentario con un empate que condena a las dos selecciones a tener un pie y medio fuera del campeonato. Para estar en semifinales tendrían que ganar a España y Portugal en la última jornada y esperar a ver si pueden pasar como mejores segundos. Misión imposible para Serbia y Macedonia. La aventura en la Euro Sub-21 parece haber terminado para las dos.