Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se queda sin gas ante Italia

La selección española llegó a ir ganando por 15 puntos en el último cuarto pero dejó escapar la diferencia y, en la prórroga, Italia se quedó con el tercer puesto del grupo F. España se las verá con Serbia este miércoles en los cuartos de final del Eurobasket. Ya no valen más derrotas.

Con el billete a cuartos hecho, tras la agónica victoria de Croacia ante Grecia, el conjunto de Juan Antonio Orenga cerró la segunda fase con otra derrota -la tercera en el torneo- que aumenta sus dudas de cara a los cruces, tras haber perdido los tres encuentros en los que llegó con marcador apretado al final.
Ni el dominio de Marc Gasol (32 puntos y 10 rebotes), ni la magia de Sergio Rodríguez (18 puntos y 6 asistencias) sirvieron ante Italia. Ni siquiera dominar el encuentro por trece puntos (53-66) a cinco minutos del final. España volvió a acusar su falta de constancia y cayó, quedando condenado a verse con Serbia, líder del otro grupo, en cuartos de final.
Italia, una de las grandes atracciones del torneo por su baloncesto ofensivo y dinámico, asustó sólo de inicio. Entre Marco Belinelli y Luigi Datome se encargaron de exhibir las virtudes del bloque de Simone Pianigiani en un cuarto vibrante (24-12). Pero el despliegue se esfumó muy pronto.
La desconocida España del primer período, completamente superada por la circulación de balón y los cuatro hombres abiertos de su rival, empezó a carburar en el segundo cuarto. Las tres faltas de 'Gigi' Datome en el primer cuarto y el descanso de Belinelli contribuyeron a ello. Pero Sergio Rodríguez también.
El 'Chacho', irregular durante el campeonato, destapó el tarro de las esencias en el segundo cuarto y niveló el encuentro. A su forma, divirtiéndose. España logró un 0-12 en los cuatro primeros minutos del segundo parcial y generó un partido nuevo. Y a Italia le pesó.
La media parte (37-37) envalentonó a una España ya metida en acción, ante una Italia con más dificultades desde el perímetro. Y entonces llegó Marc Gasol. El pívot de los Memphis Grizzlies ofreció un clínic para el recuerdo en el tercer período, anotando quince puntos (de los 19 de España) y disparando a los de Orenga ante una Italia aparentemente rendida.
A cinco minutos del final, España manejaba trece puntos de diferencia (53-66) pero Italia resucitó. Y entre las dudas del combinado nacional y el espíritu competitivo que emergió de la 'azzurra', con el genial Gentile brillando (25 puntos y 7 rebotes), el final se apretó.
Por tercera ocasión en el campeonato, España llegó a un final ajustado. Y por tercera vez no supo gestionarlo. Datome forzó la prórroga con una canasta en el último segundo y en el tiempo los italianos pasaron por encima del cuadro de Orenga, a pesar de estar sin su pívot titular Cusin, eliminado por faltas.
La derrota pone a España en el camino de Serbia en los cuartos de final, con Eslovenia o Francia en unas hipotéticas semifinales. Pero, lo más importante, agranda las dudas de la vigente campeona en finales ajustados, asignatura pendiente del torneo y ya sin tiempo para calibrar ni margen de error.