Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así suena el Eurobasket 2015 por dentro

El ruidoso público en las gradas jaleando sus nombres, en contra, el silencio de cuando los asientos están vacíos. Los nervios que pasan antes de saltar al campo, por los largos e interminables paseos por los frios pasillos. La gran iluminación que hace que no te pierdas ni una gota de sudor cayendo a la tarima, por la sensación de soledad y vacío que crea el adiós a los focos.