Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo han vuelto a hacer: Unai y su familia logran fotografiar al wallaby de patas amarillas

aperturaespiritucuatro.com

En su viaje por los cinco continentes tras el rastro de especies amenazadas, los protagonistas de 'Espíritu salvaje' han llegado en esta ocasión a Australia, las Antípodas españolas. Allí, mientras buscan el wallaby de patas amarillas, han experimentado la aventura de vivir (y sobrevivir) en uno de los parajes más inhóspitos del mundo: el interior del desierto australiano.
 

¿Cómo estar en Australia y no intentar ver canguros? Unai ha heredado la pasión de su padre por la naturaleza y la fotografía. Siguiendo los consejos de su padre, nuestro pequeño aventurero ha logrado fotografiar una bandada de cacatúas, aunque eso sí, las fotografías han salido un poco movidas. Unai no se preocupa, sabe que con el tiempo llegará a ser tan buen fotógrafo como su padre. Quien tampoco se preocupa es Amaia... ¡La peque no para de dormir en el coche!
La pasión de Unai y Andoni por la naturaleza y la fotografía es algo fuera de lo común. Cualquier ser vivo merece que nuestros aventureros sientan curiosidad por él y le sigan... ¡Y gracias a ello descubren cosas maravillosas! Siguiendo los pasos de un lagarto gigante, Unai y su padre han sido testigos de una escena única, el reptil devorando un escorpión a tan solo dos metros de ellos.
No hay nada que se le resista a nuestra familia. ¿Fotografiar a un grupo de wallabies en su cueva?, eso es algo prácticamente imposible, pero no para ellos. Con mucha paciencia y siendo absolutamente sigilosos, Andoni y Unai han conseguido una vez más unas instantáneas impresionantes: una manada de wallabies en su cueva y comportándose como si nadie les observara.