Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entre aventura y aventura... ¡Tarde de juegos con los niños de un poblado!

El agua es vida, y en medio de la sabana africana más aún. Nuestra familia necesitaba hacer una parada en el camino de su búsqueda del gran rinoceronte negro para hacerse con unas cuantas botellas pero... ¡no han encontrado agua! En su lugar, los Canela Margarit se han hecho con un par de bebidas azucaradas, algo es algo. Junto a la pequeña tienda en la que han comprado las bebidas, unos niños jugaban a la pelota. ¡A Unai le ha parecido una idea estupenda! Él y su padre han jugado un emocionante partido de fútbol; Amaia y su madre han pasado un rato realmente divertido charlando con las mujeres del poblado.