Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María: "Me llevaron a casa de unos hombres, con mucha coca y unos cuchillos"

A los 3-4 meses se la llevaron a Madrid, donde la metieron a vivir en un hostal con unas 20 chicas más. Ahora la vigilan sus compañeras más veteranas o más anuladas, de las que no puede separarse. El primer día que llegó a la capital se asustó mucho: "Me llevaron a casa de unos hombres. Había mucha coca y estaban bebiendo. En los sofás tenían unos cuchillos muy largos, como espadas, creo que querían que los viera, para asustarme aún más, aunque no sé si era posible estar más asustada. Escuchaba cómo pegaban a otras mujeres, aunque me tapara los oídos, los golpes y los gritos eran más fuertes…".

Los horarios podían ser de mañana, tarde, noche. Variaban. Era bastante habitual que alguien las levantase de la cama a cualquier hora de forma abrupta para ir a trabajar. Esto lo hacen para descontrolarlas.