Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María: "Tenía que entregar 250 euros al día"

María debía entregar al día 250 euros por ocupar un lugar en la calle Montera. Ejercer en la calle fue terrible, especialmente comprobar la indiferencia de la gente al pasar por delante y ver pasar a los niños. También recuerda que algunas veces llegaban las agredían. "En la calle Montera, me quería morir de vergüenza, no me atrevía ni a levantar la vista del suelo, volver a empezar… No sé qué era peor, Ciudad Real o Montera, estar encerrada o en la calle para que todos te vean, casi desnuda", recuerda esra exesclava.

Siempre tenía una o dos, veteranas explotadas con privilegios, que la vigilaban. A las veteranas ya no las controlan de cerca. Aun así, los proxenetas las vigilan desde la calle, junto a un establecimiento de Juegos Recreativos y desde ventanas de los pisos de enfrente.