Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elisa, nada más llegar a Europa: “Yo entendí que estaba secuestrada”

Un dominicano acogió a Elisa cuando llegó a Estambul, le pidió el pasaporte, el móvil y el resto del dinero que tenía pendiente del pago. Pero después les dijo que el dinero era insuficiente, y tendrían que trabajar para él hasta saldar la deuda.  No le dejó llamar a su casa y le amenazó mostrándole fotos de su familia para que cumpliera sus órdenes.