Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Olga: "Me dieron puñetazos y patadas por todo el cuerpo"

Olga no quería trabajar, se negaba a aceptar que esa era la vida que le esperaba y trataba de negarse a mantener sexo con los clientes, que no estaban contentos con sus servicios. Sus explotadores no podían aceptar su comportamiento, por lo que le dieron una paliza casi de muerte. "Yo me resistía siempre porque no quería trabajar. Ellos no estaban contentos y me dieron puñetazos y patadas por todo el cuerpo. Del dolor me hice pis y después sacó una pistola con la que me amenazó", ha relatado Olga.