Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un club donde las prostitutas eligen a sus clientes a través de cámaras de seguridad

El dueño del Club Felina se ha reunido con Adela Úcar para explicarle cómo funciona su local: "Tenemos una licencia administrativa de bar-musical con reservados para prestaciones sexuales. Ellas son totalmente libres. Tenemos cámaras por las que ven entrar al cliente y son ellas las que deciden salir", ha asegurado el dueño.