Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una redactora de incógnito acude a consulta de terapia alternativa para curarse un cáncer de mama

Una redactora con cámara oculta acude a Castellón para una primera cita para el tratamiento de una terapia alternativa para curarse del cáncer de mama que hemos fingido que sufre. La consulta parece más una vivienda que una clínica, con productos de limpieza, botellas de agua a medias y hasta bichos que entran por las ventanas. Pero lo importante es el diagnóstico: nuestra redactora infiltratada no necesita tratamiento ni medicinas porque lo que tiene "no lo llamaría cáncer", y de hecho ya está curada. La conversación no tiene desperdicio.