Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ucrania, epicentro de la gestación subrogada en Europa, objetivo de 'En el punto de mira'

Por primera vez en la televisión española una cámara de televisión accede a una clínica de vientres de alquiler en la antigua república soviética para mostrar la experiencia de las madres gestantes que convierten en padres a numerosas parejas españolas. Además ahondamos en el negocio de los percebeiros ilegales que esquilman las costas gallegas sin respetar las normas.

Unos mil niños llegan cada año a España nacidos en un vientre de alquiler fuera de nuestras fronteras. Estados Unidos y Rusia han sido hasta ahora los centros habituales de peregrinaje, pero en los últimos tiempos es Ucrania la que se erige como el destino favorito de los españoles que no pueden ser padres. 'En el punto de mira' descubrirá que Ucrania se ha convertido en el útero de Europa y explorará la realidad de la maternidad subrogada. 
Vientres de alquiler en el país más pobre de Europa
Los reporteros Marta Losada y Edgar Aribau investigarán a fondo para descubrir la razón que ha convertido a Ucrania, el país más pobre de Europa, en el destino al que acuden cada vez más parejas en busca de bebés concebidos por gestación subrogada, modalidad conocida popularmente como vientre de alquiler. La relativa cercanía con España y los motivos económicos son las principales razones que empujan a los futuros padres. El precio, entre 30.000 y 50.000 euros, resulta más asequible frente a los más de 100.00 euros que alcanza en los  Estados Unidos. Por primera vez en nuestro país, una cámara de televisión realizará el mismo viaje que cada año realizan cientos de parejas españolas. Y también por primera vez, las cámaras grabarán cómo viven esta maternidad las madres gestantes.
‘En el punto de mira’ se adentrará en una prestigiosa clínica de Kiev para conocer las interioridades de este proceso. Los espectadores descubrirán así que las propias clínicas ucranianas consiguen a las madres gestantes a través de anuncios en la prensa, en los que se les ofrecen hasta 12.000 euros, en un país en el que el sueldo medio alcanza los 144 euros mensuales. Pero, ¿cobran realmente esa cantidad? El equipo desplazado a Kiev también intentará descubrir el secreto mejor guardado de las clínicas ucranianas: ¿qué pasa si un bebé nace con problemas? Las cámaras del programa viajarán también a zonas rurales de Ucrania, de donde proceden la mayoría de las madres gestantes, para acceder a sus contratos y conocer las cláusulas abusivas a las que deben someterse estas madres.
Percebeiros En el punto de mira
Percebeiros furtivos, negocio ilegal a coste cero 
El segundo reportaje de la noche ahondará en el negocio de los percebeiros ilegales que esquilman las costas gallegas sin respetar normas, ni vedas, ni cuotas: un negocio redondo a coste cero. Las cámaras de ‘En el punto de mira’ recorrerán kilómetros y kilómetros de costas gallegas por tierra y aire para descubrir cómo y dónde faenan los percebeiros furtivos. Boro Barber se adentrará a fondo en este negocio para dar a conocer todas las claves de este negocio ilegal. Ser percebeiro al margen de la ley supone no respetar normas o vedas y no pagar cuotas. El sueldo puede llegar hasta los 6.000 euros mensuales, sin limitaciones ni permisos, sin burocracias y a coste cero. Esta realidad choca con la de los percebeiros gallegos que, además de enfrentarse a la bravura del mar, necesitan un permiso para extraer como tope cinco kilos por jornada, pagan una cuota mensual de 30 euros al mes y ganan unos 80 euros al día, pudiendo trabajar solo unos 10 o 15 días al mes.
Los percebeiros ilegales destrozan el ecosistema y perjudican a los percebeiros legales. Son escurridizos y trabajan en zonas de complicado acceso por ello desde el aire, las cámaras de ‘En El Punto de Mira’ han grabado dónde y cómo faenan, uniéndose al despliegue de helicópteros que cada día realiza la Xunta para dar caza a los furtivos. Además, el programa desvelará quiénes son, cómo operan y cuál es su realidad. Estos percebeiros furtivos, muy peligrosos según los vecinos, reconocerán en el programa que se dedican al marisqueo ilegal. El programa investigará también cómo afectan al precio y a la calidad de este preciado marisco de cuya explotación legal dependen centenares de familias gallegas.