Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Furtivos y falsos médicos, este martes a las 22:40 horas ‘En el punto de mira’

Comprobamos que comprar un título falso en medicina está al alcance de todo aquel que esté dispuesto a pagar entre 900 y 3.000 €, y descubriremos que hay médicos que siguen, presuntamente, ejerciendo la profesión con una titulación falsa. Las cámaras de ‘En el Punto de Mira’ pondrán el foco en los Falsos Médicos, este martes 21 de febrero en Cuatro. El programa también se adentrará en la realidad de los nuevos cazadores Furtivos, un negocio en auge, dos mil nuevos detenidos en el último año, con arsenales propios de organizaciones criminales.

Los profesionales alertan de que el número de falsos médicos aumentan sin parar, las cámaras de ‘En El Punto de Mira’ conseguirán desenmascarar a uno de estos impostores en directo, al tiempo que siguen la pista de otro pseudo-profesional que se cuela en la Sanidad Pública saltándose todos los controles. Boro Barber, Luis Troya y Edgar Aribau investigan estos alarmantes casos.
Nuestros reporteros seguirán la pista de un falso médico que ejerció durante dos años en el Hospital de Castellón. Responsables, médicos y enfermeras dejarán su testimonio ante nuestras cámaras, finalmente no fue apartado de su trabajo por este hecho sino porque fue descubierto grabando en los baños de mujeres de la Escuela de Enfermería. Pediremos explicaciones al Presidente de Enfermeros de Castellón, a la Consellería de Sanidad de la Comunidad Valenciana y le seguimos la pista que nos lleva hasta Girona, donde este impostor siguió ejerciendo una profesión que no era la suya hasta que, finalmente, fue detenido por la Guardia Civil. Pero ¿dónde está ahora? ¿Sigue ejerciendo? El programa lo localizará en el extranjero.
Él ha podido ejercer porque consiguió el Título de Medicina a través de falsificaciones en nuestro país, pero ¿quién hay detrás de esta falsificación de documentos? Lo cierto es que pronto encontramos a falsificadores de títulos universitarios 100% “legales” sin pasar por la Universidad, desde 900€ a 3000€.
Nuestros reporteros viajarán también a Marbella, cuna del lujo, plagada de clínicas privadas donde nos acercamos a un médico que asegura que con una gota de sangre y un microscopio puede realizar cualquier diagnóstico: nos encontramos ante medicina celular pagada a precio de oro. Ya ha recibido varias denuncias. Además, grabaremos algunos testimonios de sus denunciantes y será el supuesto doctor el que se trate de promocionar ante nuestras cámaras con sus increíbles terapias, entre ellas, una máquina con la que trata la depresión. El sujeto tiene varias denuncias, una condena y una investigación abierta por un presunto título falso, pero hasta que no se cumplan ciertos procesos judiciales comprobamos que puede seguir ejerciendo.
La caza furtiva aumenta en España por tierra y aire
Dos mil cazadores furtivos han sido detenidos en el último año, algunos con arsenales propios de organizaciones criminales, y otros, que practican este negocio de forma más sutil capturando a sus presas vivas para utilizarlas posteriormente en concursos  de canto en los que ganarán bastante dinero. Marta Losada se adentrará en el negocio de apresar aves cantoras vivas, una práctica en el que se pueden ganar hasta 500€ al día vendiendo jilgueros. Esta caza está regulada, pero debido al incremento de cazadores furtivos Bruselas acaba de abrirnos un expediente por cazar y vender millones de pájaros de manera ilegal.
Ricardo Pardo investigará los cazadores furtivos de ciervos, que cazan y se arriesgan a vender su carne o su cornamenta a pesar de enfrentarse a penas que van de 4 meses a 2 años de cárcel. Las cámaras del programa acompañarán al Seprona de la Guardia Civil a patrullar por la noche el campo en la Sierra de Cádiz, una de las localizaciones con más ciervos y más furtivos de España.  Asistiremos en directo a la incautación de armas de unos cazadores furtivos a los que la Guardia Civil da caza de noche en el campo y que podrían enfrentarse a una multa de hasta 60.000 €.
La diferencia entre cazadores legales e ilegales es una cuestión claramente económica, 150€ por un examen psicotécnico; 40€ al año de seguro de responsabilidad civil; 20€ al año la licencia de armas; 80€ al año la licencia de caza; y de 300 a 6000€ al año el alquiler de un coto de caza. Ser cazador legal es caro comparado con los que lo hacen gratis.