Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La diferencia económica entre ser cazador furtivo y legal: de 600 a 6.000 euros

La sierra de Cádiz es una de las zonas en la que más cazadores furtivos se concentran. Algunos lo hacen por placer y otros por necesidad, pero todos ellos se ahorran entre 600 y 6.000 euros, la cantidad que paga un cazador legal de forma anual. Cuando la Policía pilla a los furtivos no puede detenerlos, solo les pone una multa y les quita las armas en caso de no tengan licencia.