Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La otra cara de Ibiza: los trabajadores viven en caravanas sin ducha por no poder pagar un alquiler decente

Para casi todo el mundo, Ibiza es un paraíso de aguas verdes, diversión y comodidades. Lo es para aquellos que van de vacaciones pero, para los trabajadores que residen en la isla o dan servicios a los turistas en temporada alta, tener una vivienda digna es una misión imposible. Una sola habitación puede llegar a costar 900 euros, por lo que , con un sueldo medio de 1300 es inviable adquirir un lugar donde dormir. Muchos currantes se ven obligados a vivir en caravanas como ésta donde , para ducharse, deben apuntarse a un gimnasio cercano.