Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristina recibe una orden de desahucio que era para su vecino... y acaba perdiendo 10.000 euros

Cristina y Enrique tienen una casa de campo y un día se encontraron con la puerta rota y una orden de desahucio que no era para ellos. Les habían cambiado la cerradura pero, como no era muy férrea, unos ladrones aprovecharon para romperla y robarles sus objetos personales (un robo que estiman en un valor de 10.000 euros) La orden iba dirigida a la casa de al lado y, aunque los tribunales les han devuelto la propiedad de la casa, nadie les ha pagado por los daños ocasionados.