Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dabiz Muñoz triunfa en Nueva York: "Hacer lo que la sociedad preestablece es un error”

Dabiz Muñoz y su equipo habían cuidado mucho la que sería la carta de presentación de su cocina en el mercado norteamericano. Un error en la ejecución podía tirar al traste los meses de trabajo. Por eso, cortar mal una trufa enfadó al xef. Después de elaborar e incluso servir a los afortunados que pagaron hasta 600 euros por la cena, Dabiz acabó triunfando entre los comensales y dando un paso más para el soñado desembarco de DiverXo en Nueva York.

El ‘tres estrellas Michelin’ más irreverente se hizo los piercings y la cresta cuando era adolescente: “He llevado cresta siempre, no es por marketing”, asegura el cocinero afirmando que llevará esa imagen hasta que se canse.
Al cocinero se le cae la baba con el cariño de su novia, Cristina Pedroche, y leyendo una entrevista suya en una revista del corazón se recochinea en broma de uno de sus ayudantes. “Habrá mucha gente que piense que tenemos suerte, y yo me reiré, porque mi vida gira en torno a esto y sólo me dedico al universo XO”. “Desde el primer momento no me ha gustado seguir las reglas y los dogmas de la alta cocina. Siempre he creído que tenía que construir mis propias reglas.
El programa acompaña al cocinero en la gala en la que recogía su tercera estrella Michelin rodeado de los grandes de la gastronomía. La etiqueta y la compostura no van con Dabiz, que prefiere mostrarse tan sincero como es en privado. El xef tiene asumida su fama aunque su vida gire en torno a la cocina: “La parte espumosa del éxito no me importa. Solamente soy feliz cocinando”.
Lograr dar la vuelta a los platos y que sea igual de bueno es la tarea más complicada pero también la clave del éxito de la cocina de Dabiz Muñoz. El xef pretende crear 8 bocados de Perú aprovechando un único rape. Ahora bien, el rape imposible que pide DiverXo a su pescadero: cabeza grande con cola pequeña.
Dabiz ha explicado las claves de su éxito: "Pasión, intensidad y exigencia máxima y ambición bien entendida". En sus restaurantes los platos se trabajan durante meses antes de incluirse en el menú. Pablo Sobrino, uno de sus chefs ejecutivo: “Yo creo que el coco de Dabiz es completamente diferente, va con unas revoluciones que no lleva nadie” El equipo se rinde ante el talento de Dabiz: “Se requiere muchísima pasión, buena actitud, sacrificio, fe ciega para hacer cocina en DiverXo”.
Dabiz pasa del asco, al amor total por un plato en cuestión de segundos. Manuel Villalba creó una nueva sopa que sola no convencía al xef, pero dándole una vuelta como acompañamiento de albóndigas termina por conquistar a Dabiz, que felicita a su ayudante “Es lo único que has hecho bien en todos estos años”. Reconvertir los conceptos de cocina es calve para el cocinero.
Además de cocinar, Dabiz Muñoz también ofrece charlas para explicar su modelo de negocio a directores de Marketing y Recursos Humanos de grandes empresas. “Lo que la gente ve de mí es todo verdad. No hay un discurso vacío ni postureo en lo que está ocurriendo. El mundo está lleno de gente que quiere cambiar su vida uy no la cambia. Yo cambié mi vida cuando no me gustaba lo que me rodeaba. La gente tiene que ser más valiente consigo misma. ¿No merece de verdad vivir la vida a tope? “Todo lo que sea conformarse con lo que tienes y hacer lo que la sociedad preestablece es un error”, la filosofía de vida de Dabiz Muñoz explicada en dos minutos
DiverXo está en plena expansión internacional y Nueva York será una parada. Dabiz Muñoz y su equipo desembarcan en Nueva York para ofrecer una cena exclusiva en el restaurante ‘Atera’ uno de los locales de moda de la ciudad, que sólo ofrece servicio para 18 personas. El chef de ‘Atera’ con dos estellas Michelin,  Matt Lightner, ha prestado su local a Dabiz para sorprender al público americano.  Lo que el cocinero no imaginaba era que encontraría un espacio en el local en el que plantaban sus propias hierbas para servir a los comensales. Dabiz Muñoz alucina con el restaurante de Nueva York donde ofrecerá una cena exclusiva.
Union Square Market cuenta con verduras frescas que inspiran autenticidad al cocinero. Dabiz Muñoz se emociona con un niño en un mercadillo de fruta de Nueva York. "Con estas verduras dan ganas de no cocinar nada y comerlas crudas" afrimaba entre los puestos.
Aprovechando el proyecto de DiverXo en Nueva York, Dabiz Muñoz quiso enfrentarse a la maratón de la ciudad. Mejoró su mejor tiempo personal y lo que para él fue más importante superó un nuevo reto para él.
Ver más de: