Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sergio logra su objetivo: Pierde 15 kilos en un mes y consigue jugar un partido de rugby

Osmin afronta un tremendo desafío: conseguir que Sergio, un militar de 40 años, apasionado del rugby y la cerveza, alcance sus motivaciones. El entrenador se va a enfrentar a un hombre corpulento e impulsivo que sufre la crisis de los 40. Sergio recurre al método Osmin  para sentirse joven, útil, y para ser capaz de jugar un partido de rugby completo. A pesar del sudor, el sacrificio y el dolor, Sergio logra sus objetivos.

Sergio quiere perder 15 kilos y ponerse en forma
Sergio, un militar de 40 años, apasionado del rugby, de la cerveza y de la siesta, quiere ponerse en forma, y perder peso. Sufre el síndrome de Peter Pan, y ha pensado que Osmin es el hombre perfecto para devolverse esa juventud que tanto ansía. Pero el tiempo vuela, y Sergio solo dispone de 30 días para alcanzar sus objetivos. Por eso, Osmin no ha querido esperar ni un segundo, y le ha sorprendido en el partido de rugby para inaugurar su primer día de entrenamiento.  El entrenador le ha explicado las reglas que tendrá que cumplir a partir de ahora: comer solo pescado, agua y ensalada; y nada de sexo ni de cerveza. Su primera experiencia con Osmin la ha definido  como “un mal polvo: acabas reventado y no disfrutas”.
El primer día de entrenamiento de Sergio
Osmin no está solo. En este mes de duro entrenamiento y dieta estricta cuenta con la ayuda de Silvia, la mujer de Sergio, y su ‘agente especial’. Ella se encargará de chivarse si su marido no cumple las normas. Osmin tiene sus métodos y sus leyes, y una de ellas consiste en que Sergio duerma las 29 noches en un colchón ubicado en el salón, y que coma siempre de pie. Tras dejarle esto bien claro, salen a la calle para seguir con su entrenamiento. Aún con lluvia, con frío y con dolor, Sergio es positivo : “Estoy sufriendo, pero esto tiene un final: volver a jugar al rugby, volver a sentirme joven y volver a sentirme útil”.
Osmin, a Sergio: "Hoy vamos a derrumbar el Imperio de Roma"
Con Osmin nunca se sabe dónde será el próximo entrenamiento. Esta vez cita a Sergio en un edificio abandonado con el único fin de derribar el 'Imperio de Roma'.  Tras proclamarle oficialmente 'gladiador', Sergio hará un entrenamiento utilizando ladrillos, muros, y materiales propios de la construcción. 
Osmin cree que Sergio no se lo está tomando suficientemente en serio
Un gladiador debe estar dispuesto a dar su vida por el emperador, en este caso Osmin.  El entrenador cree que Sergio no se lo está tomando suficientemente en serio, y le lleva al límite para ver cómo responde. Las duras flexiones, el saltar de coche en coche, arrastrar una furgoneta, y  cumplir las órdenes de Osmin, termina acabando con la paciencia de Sergio.   Presa del cansancio, el dolor de hombro, y el hambre, pierde el control.
Sergio hace trampas y duerme con Silvia
Osmin tiene un séptimo sentido, y gracias a su agente especial, sabe que Sergio ha incumplido las normas.  Ha dormido con Silvia alguna noche, y ha comido sentado, algo que tiene prohibido. Además, Sergio sigue fiel a sus siestas, y Osmin le pide que renuncie a ellas si  quiere quitarse diez años de encima. Por todas las leyes de Osmin que se ha saltado, éste le pone un entrenamiento de castigo en el que aumenta la presión.
Osmin le hace sudar a Sergio la cerveza en su día libre
La actitud de Sergio ha cambiado. No solo ha admitido el castigo de quedarse sin siesta, sino que además empieza a portarse como un verdadero gladiador en los entrenamientos de Osmin. Por eso, se gana un día libre, que emplea en reunirse con sus amigos para jugar a los dardos y tomar cañas. Pero, ¿ha pensado si los gladiadores tenían días libres?. Pues parece que no, porque Osmin le hace sudar la cerveza que se ha bebido.  Después del castigo ,Sergio confiesa que está fuerte, notando los resultados, y deseando jugar al rugby.

Osmin, a Sergio: "Para mí eres un guerrero"
Los gladiadores eran en realidad esclavos, y solo el emperador podía concederles la libertad. Por lo pronto, ha podido lucir el traje de gladiador y seguir con el entrenamiento marcado por Osmin. Una vez completado, Osmin le ha dado ese derecho.

El último entrenamiento de Sergio y Osmin
De entre las ruinas ha nacido un nuevo Sergio. Sólo queda hacer la prueba final, ¿será capaz de aguantar un partido de Rugby entero?. El entrenador se queda sorprendido con su fuerza y su valor, y le hace entrega del trofeo de campeón del método Osmin.

Sergio: "El método ha funcionado, he perdido alrededor de 15 kilos"
Sergio adelgaza 15 kilos en un mes, ha reducido su índice de masa corporal en un 15%, se siente más joven, y ha recuperado confianza en sí mismo. "He recuperado diez años mentales y físicos. Empecé viejo y he acabado más joven". Sergio asegura que con ganas y luchando, todo se consigue: "Siempre se puede dar un paso más, sufrir un poco más y luchar por lo que quieres".