Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pamela tiene que vencer su mayor miedo: la claustrofobia

El único reto que tiene Osmin con Pamela no es hacer que se ponga en forma y logre perder unos cuantos kilos. El entrenador personal tiene que lograr que la joven supere su mayor miedo: la claustrofobia, ya que nada puede interponerse entre ella y su objetivo de perder peso. "Me ha hecho llorar. He llegado al límite con la máscara porque sentía que no podía respirar", ha asegurado Pamela después de su sexto entrenamiento.