Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marta: "Hoy me espero la muerte súbita"

Marta ha comprendido que para Osmin, las lágrimas son otra forma de sudar. Lo que no sabe es que el sargento de hierro va siempre va más lejos, y quiere que la tortuga corra como una liebre. Para eso, cita a Marta en el Parque del Retiro y le somete a un entrenamiento con el que pretende conseguir que su clienta gane más capacidad pulmonar. Tras lograr su objetivo, le confiesa a Marta que está progresando, tanto en forma física como en actitud.