Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En el primer programa, Pamela tratará de superar su falta de motivación

La primera participante dispuesta a someterse al reto de Osmin es Pamela. Tiene 33 años, nació en Paraguay y lleva 10 años en Madrid. Su principal problema a la hora de ponerse en forma es la falta de motivación.

Pamela asegura haber probado todas las dietas que existen, aunque abandona siempre por falta de resultados y constancia. Algo parecido le sucede con el ejercicio físico: siempre que se apunta a un gimnasio desiste al poco tiempo porque se aburre.
Osmin encuentra en Pamela un gran reto al que enfrentarse: tiene que convertir a esta chica rebelde y gruñona, aficionada a los dulces y a tumbarse en el sofá, en una joven capaz de ponerse en forma, perder los kilos que le sobran y, especialmente, vencer su mayor miedo: la claustrofobia. Y todo ello en 30 días.
A pesar de que es una mujer luchadora, Pamela se siente frustrada al ser rechazada por su físico cuando va a buscar trabajo. Su marido es entrenador personal, pero nunca le toma en serio. Y además, odia el pescado. Pamela decidió participar en 'El Método Osmin' cansada de esta situación y dispuesta a cambiar su actitud. "Si quieres algo, tienes que salir a por ello", explica al programa. Lo que no imagina es que el camino hasta alcanzar su objetivo está lleno de dificultades.