Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Itxyar no puede controlarse

Aficionada a las peleas callejeras, cualquier motivo es bueno para enzarzarse en una bronca en plena calle, ya sea con hombres o con mujeres. Su casa siempre ha sido un infierno y los problemas de sus padres están detrás de la conducta de Itxyar.

"Me ciego y no veo más", reconoce Itxyar, que tuvo una infancia muy difícil marcada por la complicada relación de sus padres. "Me influyó mucho la mala relación entre mis padres. Les veía discutir, veía a mi padre beber mucho, llegaba borracho a casa... Un día insultó a mi madre y le abrí la cabeza con un cenicero", recuerda la joven, que a sus 18 años ha convertido su casa en un infierno.