Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“No son conscientes de que los están explotando”

Nos confirma que los trabajadores  estaban encerrados bajo llave: “Si hubiera habido un incendio no hubieran podido ascender al piso superior”. En cuanto a las condiciones laborales, el oficial comenta que “algunos dicen que ganan  400 euros al mes, otros trabajan desde 30 céntimos la prenda elaborada”. La mayoría de  estas personas ni siquiera se consideran víctimas, ya que han trasladando aquí las condiciones laborales de sus países de origen: “No son conscientes de que los están explotando”.