Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesús, discapacitado: “No nos sacan de la silla de ruedas ni para echarnos la siesta”

Jesús también se ha sumado a esta denuncia. Colocó una cámara en su habitación para que fuéramos testigos de la pasividad de las enfermeras. Después de llamar al timbre varias veces para que le curasen las heridas que los pañales y la orina le causan en las ingles, no recibió respuesta hasta pasada una hora. Tampoco le dejan dormir a mediodía cuando no se encuentra bien: “Aquí la siesta la tiene que pautar la doctora. Aunque yo diga que me duele la cabeza no me acuestan y me tengo que quedar dormido en la silla”.