Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cura que abusa de sus fieles y vecinos indignados, las denuncias de 'Diario de...'

El lunes, a las 00.30h, nuevos casos en 'Diario de...'

En el segundo programa de la tercera temporada de 'Diario de...' descubrimos a un sacerdote que convence a sus fieles de que deben ser sometidas a un exorcismo para abusar de ellas. Por otra parte, los vecinos del barrio madrileño de Moratalaz no están dispuesto a que construyan un centro comercial que está tapiando sus casas. Y, finalmente, una comunidad denuncia las agresiones e insultos a los que están sometidos por unos vecinos.
Diario de descubre a un sacerdote que realiza exorcismos a sus fieles y abusa de ellas. La denuncia de una joven, que explicaba como se había sentido vejada por este hombre, alertó al programa de las prácticas de este religioso que se presenta como exorcista oficial de la iglesia. Una reportera del programa acude a la consulta quejándose por un cuadro de ansiedad  y enseguida es tratada por el sacerdote como si tuviera el demonio dentro. Mientras invoca al Dios todopoderoso, para que elimine la presencia de satanás, le ordena desnudarse y quedarse en ropa interior. Posteriormente le da masajes con aceite por todo el cuerpo y le realiza un particular boca a boca asegurando que es “el aliento del señor para infundirle tranquilidad”. Mercedes Milá entrevista a Jesús Infiesta, exorcista oficial de la iglesia, que le asegura tajantemente que una ansiedad no es motivo para realizar un exorcismo y que nunca está justificado desnudar o  manosear a nadie para realizar ese rito. 
Los vecinos del barrio madrileño de Moratalaz están indignados porque están construyendo un centro comercial a 30 cm de sus viviendas. Llevan cuatro años luchando para que el Ayuntamiento paralice unas obras que están dejando  sus casas prácticamente tapiadas. Detrás de esta construcción hay evidentes irregularidades que Diario de pone al descubierto.
Una comunidad  denuncia que vive aterrorizada por los insultos y agresiones de uno de sus vecinos. Aseguran que las discusiones son tan habituales que la convivencia se ha hecho insoportable. Fran ha denunciado a su vecino en dos ocasiones por haberle agredido. La última vez llegó a temer por su vida. Diario de acude al piso del supuesto agresor para pedirle explicaciones pero él niega las acusaciones y se considera la víctima de la situación.