Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Diario de...' denuncia el negocio negro de la cirugía clandestina con silicona líquida

Úlceras, migración de la silicona y fibrosis, algunas de las peligrosas consecuencias

Carlos Gullón, cirujano plástico: "Esta peligrosa práctica puede llevar a la muerte"

Los fraudes médicos están cada vez más a la orden del día, por eso 'Diario de...', en su nueva temporada, denuncia el negocio negro que está surgiendo en torno a la silicona líquida. Este peligroso tipo de cirugía clandestina puede causar infecciones, úlceras, migraciones de la silicona, fibrosis e incluso provocar la muerte. Los bajos precios que los supuestos cirujanos ofrecen llevan a muchas personas a jugarse la vida sin pensar en las consecuencias, que como bien ha explicado para 'Diario de...' el cirujano plástico de la clínica FEMM, Carlos Gullón, someterse a estas prácticas "es una peligrosa ruleta rusa".
'Diario de...' se ha hecho eco de varias denuncian que volvían a sacar a la luz el negocio de la cirugía clandestina. La inyección de silicona líquida para fines cosméticos está prohibida, pero aún así está surgiendo un floreciente negocio negro que comercializa con esta peligrosa sustancia. Esta práctica no es la única ilegal que se da en el mercado negro, la venta e implantación de prótesis de segunda mano están cada vez más a la orden del día. Úlceras, migración de la silicona y fibrosis son algunas de las consecuencias de esta práctica ilegal.
Carlos Gullón, cirujano plástico de la clínica FEMM, ha explicado a 'Diario de...' los peligros del mal uso de la silicona: "Es un material que está expuesto a los gérmenes, de tal modo que una persona que lleve silicona líquida después de ocho años puede tener una serie de complicaciones, puede morir por este tipo de intervenciones". Una de las denuncias alerta al programa de que estas infiltraciones clandestinas se están llevando a cabo en un piso en el centro de Madrid. La colaboradora de 'Diario de...' se pone en contacto con una intermediaria que le facilita una entrevista con un supuesto cirujano que le ofrece la infliltración de silicona en los glúteos a un precio reducido.
El supuesto cirujano se niega a inyectarle silicona en el pecho por ser muy peligroso, sin embargo, no duda en ofrecer a la colaboradora de 'Diario de...' algo mucho más peligroso si cabe: la implantación de prótesis de segunda mano. "Ningún cirujano plástico haría este tipo de acción. Implantar unas prótesis de segunda mano es inadmisible. Las prótesis las provee un laboratorio que se las da directamente a un cirujano plástico, no se juega con las prótesis, es un material médico para implantar dentro del cuerpo", asegura el doctor Gullón.
La colaboradora rechaza las prótesis de segunda mano y se interesa por la silicona líquida. El supuesto cirujano no tiene problema en mostrársela, recordándole el gran negocio que podría hacer con él, ya que la implantación de un litro de silicona líquida le costaría 500 euros. Esta mala praxis es algo extremamente peligroso para el doctor Gullón: "La silicona de uso industrial se compra en cualquier lugar donde la vendan, como por ejemplo en un ferretería, porque no es una silicona diseñada para entrar en el cuerpo humano, sino para sellar ventanas. La esterilizan, pensaremos, y luego lo inyectan, pero es un poco jugar a la ruleta rusa".