Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un culero

'Diario de... la ruta de la droga' sigue a un traficante en su viaje a Ámsterdam para adquirir un kilo de speed, mercancía que llega a España escondida en su propio cuerpo tras sortear tres controles fronterizos.

EN MARRUECOS

'Diario de' acompañó a 'El Nandi' a Marruecos en 2005 a comprar hachís que introducía en su cuerpo -en concreto, por el recto- para traerlo a España. Ha estado cinco años en la cárcel, pero no tiene miedo de que las Autoridades lo vuelvan a descubrir.

VENTA EN MADRID

Ya en 2009, tras uno de sus viajes a Marruecos se marcha a Ámsterdam. Primera parada: Madrid. Aquí vende una primera parte de la mercancía marroquí, lo que le permite pagar los gastos del trayecto a Holanda.

LLEGADA A ÁMSTERDAM

El objetivo de 'El Nandi' es vender el hachís adquirido en Marruecos y comprar speed para venderlo en España. Intentan venderle speed adulterado, pero se da cuenta y lo devuelve; aún así, su compañero se mete una raya de esa droga.

COMPRA-VENTA DE DROGA

Los trapicheos de 'El Nandi' con los traficantes de Holanda, grabados con cámara oculta. Nada más llegar a la capital holandesa, el culero habla con uno de sus contactos, que hace de intermediario entre él y otros traficantes.

VIAJE DE VUELTA

Arriesga su vida en el viaje de regreso a España; lleva demasiada cantidad de droga escondida en su cuerpo y podría matarlo. Se ve obligado a sacar parte de la droga que tiene en el recto y a esconderla en el maletero, lo que supone un riesgo mayor ante los controles policiales (pasa por tres controles fronterizos).

CONSUMIDORES

Los jóvenes españoles pueden adquirir speed de manera muy sencilla. ¿Por qué lo consumen? ¿Cuáles son sus efectos?

ENTREVISTA A 'EL NANDI'

No le preocupa una supuesta legalización de la droga, puesto que no tendría problema para seguir vendiéndola de manera ilegal.