Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estafados y sin piso

A la crisis inherente del sector inmobiliario se suma la aberrante actuación de especuladores que utilizan el engaño para enriquecerse. Engañan con los precios, mienten en las fases de construcción, e incluso, a veces, recaudan el dinero ante de tener un solar donde construir. Esto es, precisamente, lo que ha hecho la cooperativa PSG (Propietarios del Suelo de Getafe), dejando a 2.000 familias en la calle.
En 2003, todas estas familias confiaron sus ahorros a la cooperativa PSG, una empresa de Getafe que, al parecer, tenía muy buena fama en la oficina de vivienda del Ayuntamiento. En concreto, un funcionario se la recomendaba a todos los jóvenes como ejemplo de fiabilidad y rentabilidad. Después de cinco años, los afectados no tienen casa ni terrenos. Tan sólo 30.000 euros menos en el bolsillo. La cooperativa les había engañado, y donde supuestamente debían estar construyendo las casas con su dinero, no había nada. Al parecer, PSG era una de las tantas empresas que optaban a concurso para la creación de viviendas protegidas en Los Molinos y Cerro Buenavista, en Getafe. Pero desconociendo si sería seleccionada o no, comenzó a vender las casas. Ahora, los terrenos han sido expropiados.
'Diario de' entrevista a Esther, Juan Carlos y Raquel, tres de los afectados. Tienen un nombre claro en sus acusaciones: David Moreno, dueño de PSG. Aseguran que lleva recaudados 12.000 euros a cambio de una gestión inexistente. Por otro lado, también culpan a Pedro Castro, alcalde de Getafe, por no hacer nada. La versión de este, sin embargo, es muy distinta.
 
Considera que es una víctima más de David Moreno. Desde hace tiempo tanto él como Ignacio Sánchez Coy, Concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Getafe, reciben denuncias y amenazas. Les esperan incluso en el parking del ayuntamiento, por lo que se han visto obligados a utilizar escolta. Y aunque evitan deshacerse en detalles, confiesan que están pasándolo mal. Se resisten a ceder ante los chantajes de David Moreno, que les pide suelo para construir, y de momento lo consiguen. "A pesar de todo, ha valido la pena", sentencia Pedro Castro.
 
Dispuesta a conocer la verdad, Mercedes Milá decide entrevistar ella misma al dueño de PSG. Desde el primer momento, impide a 'Diario de' grabar. Pide que apaguen las cámaras a cambio de una entrevista. Pero ni por esas. Se niega a hablar y, al día siguiente, envía una carta al programa diciendo que ha sufrido amenazas por parte del equipo. Lo cierto es que al no dar la cara y no refrendar sus argumentos, estos caen saco roto.