Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Embarazos de alquiler

La pobreza, la falta de trabajo o la búsqueda de una vida mejor son algunos de los factores que llevan a muchas madres a vender literalmente a sus hijos. A menudo son jóvenes, con escaso apoyo familiar o, por otro lado, con hijos a su cargo a los cuales no pueden mantener. En Perú, la cifra de población infantil supera con creces a la adulta, lo que beneficia a las mafias de trata de niños.
El equipo del programa de 'Diario de' encontró en Internet dos alarmantes reclamos. Se trataba de dos mujeres que ofrecían a sus bebés. La primera, con pareja estable, proponía quedarse embarazada a cambio de dinero. La segunda, por contra, estaba de ocho meses y quería entregar a su pequeño. Ambas eran peruanas y para comprobar la veracidad de lo que decía, el programa decidió explorar el terreno.
En primer lugar, con la ayuda de un compañero del país, el equipo contactó con Yaysi, una madre joven, embarazada de siete meses que actúa en connivencia con un abogado. "Al principio yo quise tenerlo, ya vería cómo lo criaba. Pero no puedo... Imagínese cuando nazca, va a pedir un montón de cosas. El padre me dejó cuando le dije que estaba embarazada (...) Tengo mucha vida por delante y quiero terminar mi carrera". Muy segura de todo, cuenta que su amigo abogado le ha explicado que lo mejor es hacer una partida original del bebé, donde ponga los datos originales de la madre porque así es más fácil salir del país. El gancho de 'Diario de' le pide hablar con él y ajustar el precio.
 
En un primer momento el abogado se ofrece a tramitar los papeles por 400 dólares. Sin embargo, en un segundo encuentro, ya con los falsos padres (dos redactores del programa), este se echa para atrás. La detención de un futbolista mejicano que intentaba sacar a una niña del país, fingiendo ser su padre, le asusta. Pero Yaysi no quiere renunciar. "Hay muchos otros abogados por aquí. Si no, lo regaló por allí a alguien. Prefiero dárselo a alguien, saber que ya se fue. Yo no quiero dárselo a nadie que sea peruano, no quiero encontrármelo y aquí nadie tiene dinero para tener bebés". Parece visiblemente decepcionada por no poder cerrar la gestión. ¿Qué será del pequeño?
 
A la carta
 
'Diario de' se encuentra con un segundo caso de venta de bebés. Se trata de una pareja, Marco y Jenni, padres de dos hijos, que ofrecen concebir un niño a cambio de 15.000 dólares. Cuenta con la ayuda de una doctora de una clínica privada, ala parecer, amiga de ellos. Su problema, de nuevo, es económico. "Yo estaba en deuda con el banco. Yo no me voy a arrepentir si yo hago esto es porque quiero ayudar, no solamente por el dinero. Yo ya soy madre de dos hijos... ".
 
Al contactar con la doctora, esta pide en todo momento discreción. La forma es sencilla. El truco está en que en los papeles, tanto de revisiones como de nacimiento, figure el nombre de la madre. A cambio de todo, 6.000 euros más el gasto del parto y las pruebas. La sensación que tiene el equipo del programa es que no es la primera vez que lo hace. De hecho, tiene planeada una cesárea para Jenni, para que no pueda arrepentirse.
 
Dos ejemplos claros de que en torno a la venta de bebés gira un entramado perfectamente organizado en el que intervienen muchas personas con cargos de gran relevancia social. Todos se aprovechan de una realidad muy triste: la pobreza. Alejandro Cussiánovich es cura y lleva años luchando por los niños en Perú. Sus palabras resumen esto a la perfección. "No es un problema sólo de pobreza, también de negocio. Existe toda una cadena organizada que se aprovechan de esta situación penosa".