Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diferentes formas de vivir la transexualidad

¿Se imaginan haber nacido en su cuerpo que no les corresponde? Ese es el drama que día a día viven miles de personas que, como Amor, desde jóvenes, son conscientes de que su identidad sexual no se adecúa al cuerpo con el que han nacido. Les contamos algunas de sus historias.
Amor ha nacido atrapada en un cuerpo que no le corresponde. Pero no todas historias tienen un final feliz como el de la concursante de 'Gran Hermano'.
Les presentamos a Cristina, Arnau, Alex, Giselle..., personas totalmente anónimas que también sufren las consecuencias de no sentirse identificados con su propio cuerpo. Muchos sienten el rechazo de la sociedad y acaban en la calle vendiendo su cuerpo. Otros, tras un largo proceso de adaptación psicológica a sus circunstancias, intentan pasar desapercibidos en una sociedad que, desgraciadamente, todavía es muy intolerante en este sentido.
El término transexual, en muchos casos, se asocia con prostitución . Y es que muchas mujeres, generalmente llegadas de otros países, acaban viéndose obligadas a vender su cuerpo para subsistir. Este es el caso de Thara y Nelly, dos espectaculares transexuales femeninas brasileñas que venden su cuerpo a hombres heterosexuales a cambio de grandes cantidades de dinero. Son el tercer sexo, cuerpos verdaderamente esculturales con 'sorpresa'. Aunque no todo es prostitución de lujo. Giselle otra transexual femenina, se ve obligada a vender su cuerpo por apenas 20 euros.
Pero hay muchos transexuales que como Arnau y Alex, optan por vivir su historia de la manera más discreta posible, luchando día a día por conseguir el cuerpo que tanto desean y ser aceptados tal y como son.