Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Diario de' denuncia este viernes las graves neglicencias en un centro de discapacitados

Los residentes de un centro de discapacitados físicos de Leganés, en Madrid, graban las negligencias diarias que se cometen en su interior. A pesar de tener minusvalías muy severas, sacan fuerzas para reflejar con una cámara la falta de atención del personal, la carencia de medios  y las malas condiciones del recinto.

Durante una semana, algunos de los usuarios muestran su día a día en el centro, evidenciando el absoluto abandono por parte del personal.  Un exvoluntario que trabajó allí nos revela, incluso, que él achaca el suicidio de un residente a la negligencia por parte del centro.  Los 117 usuarios pagan el 75% de su pensión para tener un cuidado digno pero algunos se quejan de no tener ni siquiera calefacción en sus habitaciones. Protestan por el estado de los baños, la falta de higiene y que sus quejas nunca llegan a la dirección. Mercedes Milá entrevista al director de este centro, dependiente del IMSERSO y uno de los más importantes de España, para saber qué está pasando en el interior de las instalaciones y qué medidas va a tomar para solucionarlo.      

Indigentes, 'gorrillas' y 'kunderos'

En los últimos años, los ayuntamientos de media España, han aprobado ordenanzas municipales de convivencia ciudadana casi idénticas. Madrid ha sido la última ciudad en adoptar este tipo de regulación y la polémica está servida. La alcaldesa Ana Botella ha decidido barrer de  las calles de la capital a los que se buscan la vida en ellas y ha puesto en marcha una ley con sanciones desproporcionadas.  

En la capital se castiga con hasta 750 euros ofrecer bienes a los ocupantes de un vehículo, avisar de que viene la policía, solicitar servicios sexuales en la calle, escupir o tirar desperdicios al suelo, molestar al regar las plantas y sacudir las alfombras en la acera. El programa hará un repaso de cómo están afectando a los madrileños estás nuevas reglas de convivencia. Los indigentes, los gorrillas, los músicos callejeros o los “kunderos” son el objetivo de la Policía Municipal y Mercedes Milá y su equipo quieren saber cómo van afrontar las onerosas multas que van a recibir. Paralelamente, en Barcelona, hace años que hay implantada una normativa parecida y por eso  'Diario de' acompaña a la Guardia Urbana en una de sus jornadas para comprobar que respuesta tiene en la calle.