Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacia la tierra de los nómadas tibetanos

Jesús Calleja con su equipocuatro.com

En la región del Chang Tang hindú, una inhóspita meseta que forma parte del enorme altiplano tibetano, Jesús Calleja intentará explorar uno de los últimos rincones sin cartografía del mundo.

En esta ocasión Desafío Extremo se mete de lleno en un auténtico viaje de exploración en la región del Chang Tang hindú. Una inhóspita meseta que forma parte del enorme altiplano tibetano, y que se extiende por Tíbet (China) y por el sureste de Ladakh (India), en la frontera norte de Tibet.
Aunque en un principio iban a dirigirse hacia el Kailash, la montaña más sagrada del mundo para budistas e hinduistas y lugar de peregrinaje ancestral, finalmente el proyecto ha resultado inviable. El gobierno chino ha denegado el permiso al equipo para entrar en la zona, y ha motivado un cambio de planes.
La mirada, ahora, se dirige hacia otro objetivo largamente deseado: las vírgenes montañas del Chang Tang, uno de los últimos rincones sin cartografía del mundo. Y es que la parte china se conoce algo mejor pero la hindú apenas ha sido explorada y hoy, en pleno siglo XXI, es uno de los últimos terrenos salvajes y desconocidos que aún perviven en el planeta.
Las zonas ocuras de los mapas
El nuevo desafío les llevará a intentar escalar algunos de los seismiles más remotos de la región, que no cuentan, por supuesto, con ninguna ascensión a sus cumbres, y de los que resulta imposible conseguir información. Son las zonas oscuras de los mapas, donde los ríos, valles y picos no tienen nombre.
Jesús y Emilio compartirán viaje con un buen amigo y colaborador en varios programas de Desafío Extremo: el ladakhí Phuntchok. Con él se reunirán en Leh (capital del Ladakh) para comenzar la travesía por el Chang Tang. Una travesía que realizarán a una altura media de 4.800 metros, y en la que tienen previsto cruzar hasta seis collados de más de 4.900 metros.
Tierra de nómadas
Para orientarse en esta fría y desolada meseta tendrán que recurrir a sus únicos conocedores, los pastores nómadas que cruzan las fronteras en busca de pastos para su ganado. En esta excepcional aventura por uno de los rincones más inexplorados, salvajes y mágicos del planeta, tendrán la oportunidad, además, de conocer a los auténticos nómadas tibetanos, los changpa, y compartir su ancestral modo de vida.
Así que amigos, comienza ¡ya! un nuevo y auténtico reto en la tierra de los nómadas tibetanos, una zona única del planeta que recorreremos de la mano de Jesús y Desafío Extremo, y de la que nos dará todos los detalles en sus próximas crónicas.