Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesús en las alturas

Junto a  Ángel y Emilio, Jesús tiene su primera toma de contacto con el globo a 700 metros de altura.

El desafío uno del equipo es enseñar a Jesús a pilotar un globo. El leonés está acostumbrado a las alturas, pilota helicópteros pero nunca se había arriesgado con una aventura tan imprevisible: un globo no lleva timón ni volante.