Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesús Calleja explora los límites de la aventura por tierra, mar y aire en la 5ª temporada de “Desafío Extremo”

Bucear con tiburones tigre sin protección en Las Bahamas y alcanzar la Antártida serán algunos de los retos a los que se enfrentarán en esta nueva etapa Jesús Calleja y su equipo.

El programa conseguirá batir el récord del mundo de vuelo en globo aerostático por el Amazonas y conquistará nuevos picos inexplorados hasta ahora en el Himalaya Un accidentado viaje por Mongolia junto al humorista Edu Soto compondrá otro de los desafíos de esta temporada.

Atravesarán el Amazonas en globo aerostático batiendo el récord del mundo, se sumergirán sin protección con tiburones tigre en las Bahamas, sobrevivirán a las ardientes temperaturas del desierto jordano, escalarán picos vírgenes en el Himalaya, alcanzarán el Polo Sur y recorrerán el lado más salvaje de Mongolia junto al humorista Edu Soto. Por tierra, mar o aire: ningún medio se les va a resistir.
Frío intenso, calor sofocante, grandes dosis de adrenalina y la exploración de nuevos territorios compondrán los principales ingredientes de la quinta temporada de “Desafío Extremo” que arrancará en Cuatro el próximo domingo 13 de noviembre a las 21:30 horas.
Hay desafíos a los que nunca se ha enfrentado el aventurero y alpinista leonés, pero esta temporada se superará. Como los antiguos exploradores, Jesús Calleja tendrá el privilegio de alcanzar dos cumbres nunca antes coronadas, a las que bautizará con los nombres de Pico Tibet y Pico Desafío Extremo, unas cimas vírgenes de la cordillera de Himalaya.
En otra de las entregas del programa, producido por Cuatro en colaboración con Zanskar, el humorista Edu Soto se unirá a su expedición por la remota Mongolia, una aventura cargada de sorpresas e imprevistos que les obligará a improvisar, tomar decisiones drásticas y cambiar de planes.
También se sumergirán sin protección en las aguas de Bahamas atestadas por unos de los depredadores más peligrosos del mundo: los tiburones tigre. Por el Amazonas, Jesús Calleja pasará por uno de los peores momentos de su vida tras caer de un globo aerostático en las aguas del río Negro y estar a punto de morir ahogado. 
En Jordania, una de las cuerdas estará a punto de romperse en plena escalada de un Big Wall de 450 metros de altura en el mítico desierto de Wadi Rum. Y además, se lanzarán a la conquista del confín del mundo como hiciera hace 100 años Roald Amundsen: la Antártida.
Primer programa: Jesús Calleja y su equipo de buceadores se sumergen sin protección en las aguas de Bahamas
Sólo hay una especie de tiburón que puede rivalizar con el gran blanco en agresividad y ataques a seres humanos: el tiburón tigre. Uno de sus hábitats naturales es el archipiélago de las Islas Bahamas, que también es el paraíso para otras especies como el tiburón toro, el limón o el martillo. Jesús Calleja, junto a los buceadores María March y Óscar Espinasa, se zambullirán en esas aguas con Jim Abernethy, el único experto que se atreve a hacerlo sin la protección de una jaula.
Pero para bucear junto a ellos tendrán un tortuoso trayecto con inmersiones sin descanso, día y noche, en medio de un mar repleto de tiburones. Calleja aprende a pilotar un globo aerostático para atravesar el Amazonas y lograr el récord del mundo de distancia en esta modalidad
Amazonas en globo: Aterriza como puedas (1ª parte) y Amazonas en globo: Récord en la jungla (2ª parte)
Jesús Calleja y los campeones de España de globo aerostático tendrán ante sí un reto: batir el récord de vuelo en globo de aire caliente sobre la jungla. Tras alquilar un barco en Manaos remontarán el río Negro hasta el archipiélago de Anavilhanas, donde Jesús Calleja recibirá un entrenamiento express en pilotaje. Un grave incidente provocará su caída en el río Negro y sufrirá más de la cuenta para salir a la superficie. Pero sus contratiempos no terminarán aquí: acabarán engullidos por la selva, sin conexión de radio ni GPS.
Recorrerán el mítico Wadi Rum, el desierto de Jordania, donde tratarán de escalar un Big Wall de 450 metros de altura Jesús Calleja y su equipo recorrerán Jordania de punta a punta a través de un desierto asfixiante. Día tras día tendrán que sobreponerse al tremendo esfuerzo físico, al calor y a la escasez de agua.
En su camino se encontrarán con turistas singulares, beduinos y retos durísimos como el cañón Wadi Abu Al Asal, que les conducirá directamente al Mar Muerto. Su último objetivo será escalar un Big Wall de 450 metros de altura en el mítico Wadi Rum, desierto en el que se rodó la mítica película “Lawrence de Arabia”. Para ello, emplearán
una novedosa técnica que les obligará a dormir varias noches colgados a cientos de metros del suelo… pero una de sus dos cuerdas estará a punto de romperse.
Calleja y su equipo se adentrarán en la región inhóspita de Ladakh para descubrir nuevas cimas
Jesús Calleja se internará en el Chang Tang indio, en compañía del escalador Rafa Lomana, en busca de los últimos picos vírgenes de más de 6.000 metros del Himalaya, una región inhóspita carente de topografía detallada. Sólo los pastores tibetanos de yaks –nómadas que cruzan la frontera china buscando los mejores pastos- conocen esos collados que ascienden a más de 5.300 metros y que dan paso a la desconocida cordillera de Korzok. Siguiendo sus indicaciones encontrarán su objetivo: dos cumbres de 6.144 y 6.296 metros que nunca han sido ascendidas y a las que bautizarán con los nombres de Pico Tibet y Pico Desafío Extremo.
El humorista Edu Soto acompañará a Jesús Calleja en la travesía por el desierto de Mongolia Después de hacer muchas parodias sobre Jesús Calleja, el humorista Edu Soto emprenderá su primera expedición como alpinista junto al presentador leonés. El objetivo será ascender el monte Khuiten, pero un temporal les obligará a improvisar y a cambiar de planes sobre la marcha. Al volante de una destartalada furgoneta soviética sufrirán los rigores de la estepa, el calor asfixiante del desierto del Gobi y se entrenarán para el Nadaam, las olimpiadas mongolas, que consta de tres disciplinas: tiro con arco, hípica y lucha libre. Pero aún les quedará lo más duro: escalar una mole de granito por una vía que nadie había conseguido hasta ahora.