Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero - Calleja, aventura en la montaña

Jesús Calleja y Jose Luís Rodríguez Zapatero han conseguido algo insólito: encontrar un día entero para dedicarse a hacer algo que les gusta a los dos: evadirse en el corazón de los Picos de Europa.
La aventura se inicia cuando ZP llega a Posada de Valdeón, y tras saludar a los vecinos y autoridades, se arranca con Jesús en un paseo de 2 kilómetros hasta el Mirador del Tombo, un recodo en la carretera desde el cual se contempla de forma espectacular ángulos distintos de los Picos de Europa. Señalan y observan la ruta del objetivo marcado: el refugio de Collado Jermoso, el más recóndito y alejado de los que existen en la cordillera. Un anciano espontáneo le cuenta al Presidente que él ha hecho esa ascensión en el tiempo record de dos horas, y Zapatero le mira incrédulo. Él ha veraneado aquí durante muchos años en su infancia. Hace quince años que no pisa estos montes y está emocionado, a pesar de que su paseo hoy se convierte en una extraña procesión de vecinos y miembros de las fuerzas de seguridad.
De vuelta a grandes zancadas, con el séquito chorreando, porque es una subida considerable, una tormenta interrumpe la caminata. No está claro si es sólo un chaparrón de verano o un frente que pueda dar al traste con los planes.