Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cumbre

Jesús Calleja ha llegado al campamento base del Pico sin Nombre. Le acompañan Miguel Ángel, Natalie, Jonathan, Lidia y Tolo, cinco de los seis montañeros novatos que emprendieron la aventura de escalar esta mole de más de 6.000 metros en el Himalaya indio
Silvia ha tenido que abandonar ante el riesgo de edema. La expedición tiene previsto atacar la cumbre en 48 horas, pero los acontecimientos se precipitan.
Una llamada de Florenci Rey, el meteorólogo de Cuatro, les advierte de la llegada de un temporal. El monzón azota las zonas bajas de la India y llegará a las cotas altas del Himalaya en forma de gran tormenta. Jesús Calleja y los montañeros novatos disponen de un margen de 12 horas de buen tiempo para llegar a la cumbre. El objetivo fue siempre muy difícil pero ahora Calleja nos advierte: 'Si no llegamos a la cumbre, comprendedlo'.
El grupo de montañeros expertos termina de preparar las condiciones de escalada del último tramo, equipando con cuerdas la pared de hielo y roca. Ya no se pueden permitir ningún error. Van a compartir cordada y Jesús Calleja recuerda a uno de los novatos que en esa situación 'mi vida está en tus manos y la tuya en las mías'.
Ya sólo queda decidir, a juicio de los expertos, quiénes tienen las aptitudes necesarias para la escalada final. Tendrán que resistir una ascensión de 9 horas, con el 50% de oxígeno, atravesando un glaciar lleno de grietas, y con un tramo final muy exigente. Si lo consiguen, habrán logrado algo más que una cumbre, se habrán demostrado a sí mismos de qué son capaces. Su vida ya no será la misma.
La cumbre del Pico sin Nombre los convertirá en montañeros, dejarán de ser 'aspiradoras' como dice Calleja. Habrán aprendido mucho sobre la montaña, sobre la lejana cultura del pequeño Tíbet y sobre ellos mismos. Será muy complicado pero habrá de definir quién ha sido el mejor adaptado, el que ha demostrado más aptitudes para la escalada, la convivencia, la resistencia física y psicológica, el compañerismo. Sólo uno de ellos conseguirá la recompensa que aguarda al mejor adaptado: emprenderá con Jesús Calleja una nueva aventura en 'Desafío extremo ' .
La expedición se despedirá del Himalaya indio con un balance a su favor. Han recibido mucho de las gentes de estas tierras y no se irán sin dejar al menos su granito de arena. En el valle de Nubra, Jesús Calleja entregará una donación económica que permitirá la construcción de un centro de salud.
Si te perdiste el desenlace de Desafío en Himalaya, puedes verlo en www.cuatro.com/playcuatro