Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Flor de Loto

Jesús Calleja prosigue su camino hacia el interior de la meseta tibetana. Le acompañan Silvia, Tolo, Lidia, Jonathan, Miguel Ángel y Natalie, 6 montañeros novatos que sueñan con llegar a la cima del Pico sin Nombre de más de 6.000 metros.
Tienen por delante jornadas de duro trekking y las clases de técnica de escalada que definirán quiénes tienen las aptitudes necesarias para atacar la cumbre. Sólo uno de ellos, el mejor adaptado a esta vida de aventura, podrá vivir con Jesús Calleja un auténtico Desafío extremo.
Al final del segundo día de trekking, la expedición recibe su primer golpe. Uno de los caballos que cargan equipajes y útiles ha caído al río Zanskar y ha desaparecido de la vista de los 'horseman'. Con él, se han perdido los petates de 2 especialistas de montaña y material de cocina. Los aspirantes empiezan a ser conscientes de la dureza del recorrido, pero continúan muy motivados.
Nuestros novatos no han dado, hasta ahora, muestra de fatiga y prosiguen su adaptación a la altitud, pero pronto su buen humor se truncará porque algunos quieren imponer un ritmo de ascensión más rápido. La armonía entre los seis salta en pedazos y surgen las primeras disputas. Las ampollas de los pies comienzan a hacer estragos.
Así llegan al mítico e imponente Linghsed, una aldea a la que sólo se accede tras varios días cruzando collados, en una aproximación que sólo es posible en verano ya que en invierno la nieve aísla el lugar. Allí, bajo un risco gigante, cuelga un monasterio budista en el que viven, trabajan y meditan varias decenas de monjes. Jonathan, Silvia, Tolo, Miguel Ángel, Lidia y Natalie se lanzan a una nueva misión de adaptación: vivirán 2 días con los monjes. Cocinarán, servirán el té, meditarán y dormirán con ellos. Mientras, aprenden un mantra importante en estas tierras: "Om mani padme hum", que nos recuerda que sólo de las aguas putrefactas surge la flor más hermosa, la flor de loto. Cuando el viaje prosigue, tras esta pausa espiritual, cada cual reflexiona con Jesús Calleja sobre su vida pasada.
En Linghsed, una aldea en la que el tiempo parece haberse detenido, Ángel Gutiérrez, el 'doc' de la expedición, presta atención médica primaria a los habitantes. También allí reciben a Hugo, nuestro abrazo solidario, con una enorme sonrisa.
Los aspirantes dejan Linghsed con la sensación de haber aprendido algo importante sobre su propia vida. Deben continuar su aproximación al Pico sin Nombre y perfeccionar su uso de crampones, piolets y arneses, indispensables para alcanzar la cumbre. Tras otras dos largas y exhaustas jornadas, alcanzan otra aldea perdida del Himalaya: Photoksar. Esa misma noche, la paz del campamento se ve alterada. Tolo ha desaparecido en plena noche. Ha decidido irse a conseguir comida a la cercana aldea sin tener en cuenta los peligros a los que se expone. Jesús Calleja se lanza en su busca.
Si te lo perdiste, puedes verlo en www.cuatro.com/playcuatro