Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desafío en Himalaya

Nos dirigimos hacia el Pico sin nombre (Tsomantang), de 6.055 metros de altitud situado en el corazón del Himalaya, en India. El acceso se realiza a través del valle del Zanskar, lugar remoto abierto a los occidentales desde hace pocos años
El valle de Zanskar se encuentra dentro del estado de Jammu-Kasmir al norte de la India. Las regiones de Ladhak y Zanskar tienen una extensión de unos 100.000 km cuadrados (aproximadamente un quinto de la superficie de España) y una población de unos 140.000 habitantes. Las ciudades más importantes de esta zona son Leh y Kargil.
Ladhak se encuentra a caballo entre el Himalaya occidental y las planicies de Tibet. Se trata de una de las más remotas regiones de India, y si bien administrativamente depende de Delhi, culturalmente Ladhak tiene más similitudes con Tibet. Ladhak se abrió al turismo en el año 1974 y desde entonces esta tierra ha sido conocida como "La Tierra de la Luna", "El pequeño Shangri La" o el "Pequeño Tibet". La cultura de Ladhak es predominantemente budista con estrechos lazos con Tibet. Esto se hace particularmente patente en Leh. Padum es la capital de una de las más remotas regiones de Ladhak, el valle de Zanskar
Alcanzaremos nuestro destino vía Delhi y Leh, ciudad a la que se accede en avioneta que aterriza en una pista precaria. De Leh a Kargil hay 270 Km por carretera. 12 horas de minibús pasando por el puerto de Fotu La (4.100 m)
De Kargil a Rangdum Gompa hay 200 Km por carretera. Otras 8 horas de minibús, despejando los caminos de las enormes piedras que nos encontraremos.
De Ragdum Gompa a Zangla (3.370m) hay 8 horas de minibús, un traqueteo agotador.
Entre Zangla y Hanomur cubriremos la distancia a lomos de caballos (5 horas).
A partir de Hanomur tenemos por delante un trekking de 20 días que nos adentrará en la cordillera. Dejaremos atrás la civilización hasta llegar al Pico sin Nombre. La parte final de la ascensión requiere cruzar un glaciar y hacer escalada con piolets y crampones, descendiendo en rappel. Desde la cumbre hay una vista privilegiada de las cumbres del Himalaya. Ningún miembro de la expedición quiere perderse ese privilegio.
El contacto con los locales y el conocimiento y respeto de las costumbres y el budismo son claves para hacer este recorrido de admiración por la naturaleza. Además, los 6 montañeros novatos, enfrentarán misiones encomendadas por Jesús Calleja para medir su capacidad de adaptación y pericia que tiene 4 puntos básicos. Quien obtenga mejores resultados ¡¡acompañará a Jesús Calleja en una expedición de 'Desafío extremo'!!:
1. Adaptación a la altura
2. Resistencia física y capacidad de sufrimiento
3. Compañerismo y buen rollo
4. Adaptación a la cultura tibetana
Como miembros de la expedición parten Jesús Calleja y los 6 acompañantes elegidos a través del casting. Acompañan el doctor Ángel Gutiérrez 'Doc', y los montañeros especialistas Valentí Giró, Luis Turi, Kike Calleja y César Villanueva. El equipo de producción local, liderado por Punthsok, está compuesto por unas 40 personas y 100 caballos de carga.
Nuestra aventura no culmina en el Pico sin Nombre. Tras alcanzar la cumbre, si lo logramos, realizaremos una donación muy importante. Vamos a entregar 60.000 euros en nombre de la Fundación Vistare para la construcción del Hospital de Ladak, en el valle de Nubra, un hospital ayurvédico que recibirá también los donativos procedentes de la venta Hugo.