Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todo el mundo a vueltas con el juego violento en los derbis, pero… ¿qué dicen los datos?

derbicuatro.com

Otro derbi, y ya van seis. La ola rojiblanca de los últimos enfrentamientos ha devuelto al fútbol español el que durante medio siglo fue el partido más intenso y que en la última década y media, hasta la llegada del Cholo, había caído en el olvido. Y a todo enfrentamiento intenso le acompaña su polémica: en esta temporada, la etiqueta de 'violentos' que le ha caído al campeón de liga.

Ese mantra que han repetido algunos jugadores del Real Madrid en los últimos enfrentamientos de que el rival es violento se ha convertido en el principal punto de tensión entre ambos equipos de cara al derbi. Un argumento que en tramos de algún partido ha podido tener fundamentos, pero que en el global se podría convertir en una trampa para los blancos. Puede valer para justificar uno o dos partidos, pero seis derbis sin ganar sería un mazazo para el que las excusas de ese tipo empezarían a quedarse cortas.
Acudiendo escrupulosamente a los datos, vemos algunos motivos para la queja madridista… y otros que podrían servir al Atlético para defenderse de la consabida etiqueta.
En primer lugar, el número de faltas. No hay duda, la ‘intensidad’ como la llaman ellos es la principal arma del Atlético y la fuente de sus 81 faltas en los derbis de esta temporada: poco más de 16 faltas por partido. Una cifra que está a años luz de las 13,6 que comete el Real Madrid: es decir, menos de siete por tiempo o lo que es lo mismo una falta cada seis minutos y medio.
  • RADIO: ¿Permisividad con el Aleti? Los datos lo desmienten

  • Un dato que tiene su evidente reflejo en el plano disciplinario. El club rojiblanco ha recibido 26 tarjetas amarillas en los cinco enfrentamientos, ocho más que su eterno rival (18). Eso sí, si calculamos el número de faltas que necesita cada equipo para ver la cartulina, vemos que el Madrid tiene un pequeño margen de maniobra: hasta que no comete 3,7 faltas no ve la amonestación, por sólo 3,1 que necesita el Atlético.

    En cuanto a los jugadores más observados, Raúl García ha sido señalado por varios rivales durante los derbis como uno de los atléticos que más desarrollan el llamado ‘juego violento’. Es cierto que el navarro es el futbolista rojiblanco que más faltas ha cometido en los cinco derbis, con un total de 11. Sin embargo, también es el jugador que más faltas ha recibido, con un total de 13.
    A pesar de estos datos que demuestran que el Atlético lleva más al límite su juego, la única tarjeta roja de los cinco derbis ha caído del lado madridista. Fue en la vuelta de la Supercopa de España en el Calderón cuando Modric era expulsado por doble amarilla en el minuto 91 de partido.