Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva tendencia en deporte: no hay crono, ni edad, ni barreras

Que el deporte es tendencia no es novedad. La moda del running y la explosión de ‘instagramers’ adictas al fitness invaden nuestro día a día, con abdominales perfectos y batidos de proteínas. Nos invitan a superarnos, a competir, a alcanzar nuevas metas con sudor y esfuerzo, sin embargo, la realidad es que el deporte es mucho más que el culto al cuerpo o que un límite de tiempo a superar.

Cada vez más personas de todas las edades y condiciones, incorporan el deporte a su día a día como forma de mejorar su estilo de vida y de ser más felices. La tendencia es que no hay cronómetro, ni meta, ni fracaso posible: en esta nueva forma de entender el deporte, todo el mundo gana cuando comprende que  no existe mayor victoria que encontrar el bienestar personal.
La clave es afrontar el deporte como un vehículo hacia el optimismo, como una manera de encontrar la mejor versión de ti mismo o de ti misma. Y precisamente, esta forma de entender el deporte es la que plantea Sprinter en su nueva campaña #TuMejorVersión, en la que nos presenta la historia de tres deportistas, tres personas corrientes, que, a través del deporte, han logrado cosas extraordinarias.
No saldrán en los periódicos por haber ganado una maratón, o por haber subido al Everest en un tiempo record, tampoco por ser la profesora de yoga con mayor destreza en sus movimientos,  pero bien podrían acaparar las primeras planas de todos los medios por ser un ejemplo de optimismo, de compromiso constante o felicidad. Te invitamos a conocerlos.
Juan Salvador, un malagueño de más de 40 años, es conocido como ‘The Last Man’. Ha participado en cientos de maratones y siempre llega el último. ¿Le importa? En absoluto. El crono para él no es un impedimento para practicar deporte. Humor y constancia son sus dos valores más destacados.

El correr una maratón, sea primero o sea el último, los dos tienen el mismo mérito, los dos se han llevado 42 km en las piernas

Juan Salvador

Patxi Irigoyen pasó de no poder dar unos cuantos pasos seguidos y toser cada veinte segundos a coronar una cumbre de más de 4.000 metros en los Andes chilenos. A Patxi le trasplantaron los pulmones hace muchos años por una fibrosis quística.  A través de constancia y trabajo, sin prejuicios, liberando los muros de su mente, con voluntad y trabajo, es un ejemplo digno de admiración.

No es más montañero el que sube al Everest, sino el que practica montaña siempre que quiere y puede

Patxi Irigoyen

Dicen que la juventud no tiene edad. Esta frase queda demostrada en Teresa Berenguer. Teresa tiene 65 años y practica yoga 4 veces por semana. Mente y cuerpo alineados para encontrar el equilibrio perfecto.

El yoga para mi físicamente ha sido muy importante, pero interiormente mucho más

Teresa Berenguer

Estas tres personas, comunes y corrientes, tienen historias extraordinarias que contar, gracias al deporte. Y estamos seguros de que no son los únicos. El deporte como forma de vida es, sin duda, una tendencia en alza.
¿Quieres conocer todas estas historias más en profundidad? Entra en Sprinter y encuentra #TuMejorVersión.