Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un triple de Llull lleva al Madrid al cielo

El equipo blanco ofreció una gran remontada en los últimos once minutos, perdía por nueve puntos y entre Llull, Tomic, los balones a Reyes y el espíritu del Palacio de Vistalegre firmó la proeza. El sueño de la Final Four de París sigue vivo
En un final antológico, a lo Djordjevic, a lo Petrovic a lo Herreros, Sergio Llull ganó el partido dos veces. La primera, el triunfo a secas, con la reacción al final del tercer cuarto (17 puntos del menorquín desde ahí y hasta el bocinazo, ¡y qué bocinazo!). La otra, la victoria de los ocho puntos, la del basket-average que puede llevar al Madrid a la Final Four, se la llevó con un triple más falta adicional en el último segundo. Se levantó a siete metros enfrente justo del aro, increíble levitación, le tocaron el brazo y aun así la clavó limpia. Triplazo. El Madrid se ponía en órbita, cuando apenas once minutos antes olía a cadáver (43-52).