Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La última edición del Godó tuvo un impacto económico de 45 millones de euros en Barcelona

La organización de la 65ª edición del Barcelona Open Banc Sabadell, celebrado el pasado mes de abril, ha cifrado en 45,1 millones de euros el impactó económico que tuvo el torneo sobre la ciudad, que reunió a un público total de 95.698 espectadores.
El Institut DEP ha realizado este estudio teniendo en cuenta el gasto directo que realizan los aficionados que acuden a la instalación, el impacto indirecto, que es el gasto de los suministradores en los sectores directamente afectados por los bienes y servicios necesarios para realizar el torneo, y el impacto sobre el VAB (valor añadido bruto), el gasto por el consumo de bienes y servicios que realizan los trabajadores de los sectores que se benefician de forma directa o indirecta de los gastos generales.
Según el análisis de DEP, el gasto directo ha ascendido a 17.191.542 euros, el impacto económico indirecto ha sido de 8.372.377 euros y el impacto sobre el VAB, 13.489.623 euros. La suma de los tres conceptos, además de los gastos propios del torneo, arroja el impacto económico total del evento, que ha sido de 45.153.542 euros, según datos facilitados por el torneo.
La organización del Barcelona Open Banc Sabadell trabaja ya en los preparativos de la próxima edición, la número 66, que se disputará entre el 21 y el 29 de abril de 2018. La primera campaña de la operación será la de venta de entradas, que está previsto que comience a primeros de noviembre.