Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Por qué los documentos de 'Fancy Bears' sobre Nadal no demuestran ningún dopaje

Rafa Nadalcuatro.com

El grupo de ‘hackers’ Fancy Bears, de origen ruso, lleva varias semanas desvelando lo que parecen ser informes de la SMA (agencia mundial antidopaje) sobre diferentes atletas de fama mundial. Si hace apenas unos días le tocaba a Mireia Belmonte, hoy es Rafa Nadal quien ha visto su nombre escrito en dos documentos. En concreto, dos autorizaciones de 2009 y 2012 para dos tratamientos con sustancias prohibidas.

Los documentos médicos sobre Nadal desvelados por la web Fancy Bears, hacen referencia al uso de betametasona y corticotrofina en 2009 y 2012, respectivamente, ambas sustancias prohibidas para la competición por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). La primera, betametasona, es un potente antinflamatorio del grupo de los glucocorticoides, totalmente prohibidos para la competición en la lista de la Agencia Mundial Antidopaje. "Están prohibidos todos los glucocorticoides que se administren por vía oral, intravenosa, intramuscular o rectal", es lo que especifica la web de la Agencia sobre estos medicamentos en su sección, 'Prohibidos para la competición'. El otro medicamento, la corticotrofina es una hormona de efectos similares a la betametasona. Ambos documentos pertenecen al Sistema de Administración y Gestión Antidopaje (ADAMS) de la AMA.
El uso de estos dos medicamentos puede ayudar a los deportistas a una recuperación más rápida de la musculatura, ayuda a abrir las vías respiratorias y, además, se emplea para reducir el dolor. Las fechas de  los tratamientos de Nadal desveladas por ‘Fancy Bears’ coincidan con sus principales lesiones de rodilla. Uno de los documentos está fechado el 30 de julio de 2012, año en que el tenista sufrió la lesión más grave de su carrera que le alejó de los Juegos Olímpicos de Londres y le tuvo siete meses fuera de las pistas.
Fancy Bears Nadal 2
El Dr. Pedro Manonelles, Presidente de la Sociedad Española de Medicina del Deporte, asegura que estas autorizaciones dadas por la AMA para el consumo de sustancias prohibidas en atletas no se dan caprichosamente. “Pasan el control de un comité antes de autorizarse”, afirma. Manonelles tiene claro que, en general, "es una herramienta bien diseñada que se utiliza adecuadamente" para que atletas aquejados de dolencias que necesitan realmente esas sustancias puedan tratarse. Por ejemplo, explica Manonelles a este medio, un atleta que padezca una artritis juvenil que solo pueda tratarse con corticoesteroides, hace 10 años habría tenido que abandonar la competición si hubiera querido administrarse ese tratamiento.
Fancy Bears Nadal 1
Así, teniendo en cuenta que los dos documentos desvelados son realmente autorizaciones de la AMA, que ambos tratamientos se produjeron con el tenista fuera de la competición por lesión y que la voz de los expertos advierte de que este tipo de autorizaciones pasan por estrictos controles antes de concederse, es más que aventurado afirmar que estos dos documentos demuestren, siquiera lejanamente, que Rafa Nadal se haya dopado alguna vez en su carrera.