Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verdasco: "Me hubiera gustado jugar de día"

El tenista español Fernando Verdasco explicó que dio "todo" para tratar de dominar al alemán Alexander Zverev en su estreno en el Mutua Madrid Open este martes, pero no pudo evitar la derrota en un choque en el que no tuvo un buen saque y en el que le perjudicó jugar en el turno de noche.
"Él sirvió a un gran nivel durante todo el partido. Fue complicado, sobre todo al principio, jugar al resto. Después yo también tuve un buen saque, aunque no lo hice bien especialmente en los puntos de 'break', pero al resto seguí sin crear problemas", afirmó en la rueda de prensa posterior a su derrota en dos sets (7-5, 6-3).
El tenista local, que recibió el apoyo incondicional de la Manolo Santana, explicó que no estuvo cómodo. "No me sentí cómodo en la pista. Con las luces, en muchos momentos, no veía la pelota, necesitaba más luz. En el segundo set mejoré pero con un saque él siempre a 215 kilómetros por hora y el segundo a 180 es complicado", apuntó.
"Intenté hacer todo, todo lo que tenía en mis manos para ganar el partido. Ser agresivo, tomar la iniciativa siempre que podía. Pero no solo es el saque, tiene un gran golpe de derecha y de revés y aquí en Madrid es complicado, especialmente jugando de noche. La pelota bota menos. Me hubiera gustado jugar de día. Por motivos de televisiones y demás tenía que jugar de noche", añadió.
El madrileño se refirió a las opciones de forzar el 'tie-break' en el primer parcial, donde terminó cediendo al resto. "Creo que hubiera cambiado mucho el partido. El partido quizá hubiera estado más abierto. Quizá en la muerte súbita, con la gente apoyándome, hubiera podido lograr algo. Estoy tranquilo porque di lo mejor de mí", finalizó.