Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vandeweghe: "Ganar a la número 1 en un 'Grand Slam' hace la victoria especialmente dulce"

La tenista estadounidense Coco Vandeweghe se mostró feliz tras derrotar en octavos de final del Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, a la actual número uno del ranking mundial, la alemana Angelique Kerber (6-2 y 6-3), y calificó la victoria de "especialmente dulce" al tratarse de un 'grande', y se medirá a la española Garbiñe Muguruza en la siguiente ronda.
"Es la primera vez que gano a una número 1 y conseguirlo en un 'Grand Slam' hace que sea una victoria especialmente dulce. He cumplido el objetivo que me había puesto a mi misma de llegar a cuartos de final aquí, y el de lograr una semifinal este año", señaló en rueda de prensa después del partido.
A pesar de ser dos tenistas "completamente distintas", la jugadora californiana salió victoriosa con una "estadística inesperada" después de aprovechar "todas las oportunidades" frente a la líder del ranking WTA.
"Somos dos jugadoras completamente distintas. Podía esperar tener más golpes ganadores así como de ella más errores no forzados. Es una estadística inesperada, pero muestra que estoy jugando bien y aprovechando todas las oportunidades ahí fuera contra mis oponentes", indicó.
Y es que a pesar de no sentirse del todo bien, Vandeweghe supo que "tenía que seguir" y "confiar" en su juego para vencer a la alemana, una jugadora de las "duras" ante las que no se pueden mostrar signos de debilidad. "No me estaba sintiendo bien ahí fuera pero tenía que seguir y seguir. Tenía que confiar en mi juego para derrotarla y así lo hice", manifestó.
"Cuando te enfrentas a jugadoras duras, como cuando estás en rondas avanzadas en los grandes torneos, no puedes mostrar que lo estás pasando mal, eso es lo que me dije este año y al final del anterior", agregó.
En cuartos de final, la estadounidense se verá las caras con Garbiñe Muguruza, que se deshizo también en dos sets (6-2, 6-3) de la rumana Sorana Cirstea, y con la que tiene ganado el cara a cara (2-1) a pesar de que el último enfrentamiento entre las dos, en Cincinnatti, se saldó con la victoria de la jugadora española.
"Es un emparejamiento interesante porque ella tiene un aspecto que hace su estilo de juego diferente, más agresivo. Va a jugar así y no de otra forma. "Para mí, todo depende de poder igualar su nivel", declaró.
"Pero si lo que he hecho hasta ahora me ha hecho llegar hasta aquí, ¿por qué parar? Cogí confianza en la pretemporada, rompiendo un montón de barreras. El año pasado no gané ni un solo encuentro, y ahora estoy aquí", concluyó.