Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) La experiencia de Halep mide la ambición de Ostapenko por el trono de Muguruza

La tenista rumana Simona Halep y la letona Jelena Ostapenko se medirán este sábado a partir de las 15.00 horas en busca de coronarse la 'reina' de Roland Garros, segundo 'Grand Slam' de la temporada, con la primera favorita por su experiencia ante la pujante pupila de Anabel Medina.
La heredera de la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza saldrá de un duelo un tanto inesperado. Si bien la de Constanza estaba señalada como una de las candidatas a pelear por el título, la irrupción de la joven jugadora de Riga, con 20 recién cumplidos, ha sido un tanto inesperada y gran sorpresa. Además, Halep tendrá una motivación más ya que en el caso de que levante el trofeo se llevará el premio añadido de convertirse en la nueva número uno del mundo.
Pero Ostapenko ha desplegado un gran tenis en su camino hacia su primer final de un 'grande'. Sin ser cabeza de serie ni tener ningún título en su haber, la letona, 47 del mundo y finalista este año en la tierra batida de Charleston (Estados Unidos) ante la rusa Daria Kasatkina, ha solventando sus partidos, casi todos decididos a tres mangas y en algunos perdiendo el primer set.
Entrenada por la valenciana Anabel Medina, la de Riga ha demostrado tener armas muy poderosas desde el fondo de la pista, sobre todo con su 'drive', y no ha dudado en jugar con mucha agresividad, táctica que empleará de nuevo pese a tener a Halep enfrente.
La joven jugadora tendrá que controlar también los nervios del escenario y de la cita, algo a la que está más acostumbrada su rival, tercera cabeza de serie, aunque pese a estar entre las mejores del mundo sólo disputa su segunda final de un 'Grand Slam', ambas en Roland Garros, donde en 2014 fue batida por la rusa Maria Sharapova.
La rumana viene de hacer una positiva gira en tierra batida con el título en el Mutua Madrid Open y la final en Roma, lo que la sitúan como favorita. Hasta cuartos estuvo imperial, sin ceder ningún set y cediendo sólo 19 juegos, y a partir de ahí superó momentos difíciles que le han afianzado, principalmente ante la ucraniana Elina Svitolina con la que estuvo 6-3 y 5-1 abajo.