Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muguruza: "Puedo resistir todo lo que me echen"

La tenista hispano-venezolana ha señalado que se siente más "calmada" y que puede "dominar todo lo que pasa en la pista", subrayando que va a continuar trabajando "duro" y que sentirse "fuerte físicamente" le ayuda a sentirse con más confianza y a "resistir" tolo lo que le "echen.
"Me siento más calmada y pudiendo dominar todo lo que pasa en la pista. Llamadlo mentalidad, confianza... Voy a seguir trabajando duro. Sentirme fuerte físicamente me ayuda a sentirme con más confianza, y sé que puedo resistir lo que me echen. Han sido dos buenas victorias, pero cada partido es una buena historia, empiezas de cero como tu rival y hay que salir a darlo todo", dijo Muguruza en su blog con BBVA.
Además, apuntó que "no es fácil" empezar el año en el torneo de Brisbane (Australia) contra Sam Stosur y luego jugar al día siguiente ante una Daria Kasatkina que, aunque "a lo mejor no se le conoce mucho", es una de las jugadoras "con más potencial" con tan sólo 19 años.
"Pero eso, es solo un partido de tenis, y me lo tomo como tal. Un bonito reto, sin pensar en nada más. Ni soy tan increíble ahora ni todo puede ser tan negativo cuando no se gana. Estoy en edad de crecer", añadió tras sumar dos victorias en Australia.
Para la número siete del mundo, la clave de esta pretemporada ha sido "poder hacerla completa", "sin distracciones" y centrada en el tenis. "La prioridad era trabajar duro para poder empezar el año fuertes. El Open de Australia se juega a mediados de enero así que no tienes mucho tiempo para rodarte. Por lo que tenía ganas de empezar bien el año", indicó.
"La Nochevieja la pasamos en Brisbane sin demasiadas fiestas, una cena tranquila con el equipo y a dormir, el primer partido estaba a la vuelta de la esquina. Este torneo lo tenía un poco atravesado porque las últimas dos veces me había pasado algo y no había podido competir. En 2015, un par de días antes, me doblé el tobillo y no pude presentarme, y en 2016 forzamos la preparación y tuve una fascitis plantar que me obligó a retirarme en el primer partido", agregó.
Finalmente, explicó que la vida del tenista es "rara" porque lo mismo está de pretemporada entrenando sin viajar, que echa de menos los aviones, los hoteles y, "sobretodo", la competición. "Tuve apenas dos semanas de vacaciones que ya sabéis que usé para ir a Egipto que me apetecía y tenía en mi lista de 'hacer' y luego dedicar un poco de tiempo a estar tirada en el sofá. Esos días aproveché para hacer el tratamiento en el tobillo, todo fue muy bien y empezamos a entrenar en seguida", sentenció.