Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Díaz: "Las apuestas a niveles bajos del tenis tendrían que desaparecer porque las mafias ganan muchísimo"

El presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Miguel Díaz, señaló que las apuestas son un "problema grave" en el tenis y que deberían "desaparecer" a niveles bajos del tenis porque las mafias se "aprovechan" de los jóvenes que compiten en torneos y ganan "muchísimo dinero" a su costa.
"Hay mafias 'in situ' que apuestan por los partidos y en las diferencias de unos segundos en los que pasa el resultado desde la PDA del juez a las casas de apuestas esos apostadores aprovechan y apuestan a lo seguro", explicó Díaz este miércoles en la ponencia de "La lucha contra la corrupción en el deporte" del II Congreso de la Abogacía Madrileña.
Díaz comentó que es "difícil" evitar esas apuestas. "Nosotros llamamos a la policía, que hablan con ellos y nosotros les podemos desalojar, les tomamos los datos, pero poco más", explicó el dirigente.
"Las apuestas van a una serie de torneos con jugadores jóvenes, sin recursos económicos, que necesitan ese dinero para competir y es muy sencillo a través de las casas de apuestas porque existen mafias organizadas. Se pueden hacer multitud de apuestas sobre esos jugadores jóvenes vulnerables", subrayó.
La RFET forma parte del 'Tennis Integrity Unit' (TIU), con sede en Londres, que "controla" en todos esos partidos con jugadores jóvenes. "Esa unidad lo que hace es controlar a través de las casas de apuestas a todos los jugadores, sus redes sociales y todo lo necesario, para ver movimientos extraños", explicó.
"Es el único organismo que ahora mismo controla los amaños de partidos en el tenis. Es un problema difícil de atajar porque es difícil de comprobar si un jugador pierde porque sí o se retira por el tema de apuestas", prosiguió.
Además, Miguel Díaz reconoció que él había mantenido "reuniones" con el equipo de Miguel Cardenal, anterior presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), "porque es algo que realmente preocupa", mientras que remarcó que era una "incongruencia" que la Federación Internacional de Tenis (ITF) esté patrocinada por una casa de apuestas.
"Estos torneos 'Futures', que prácticamente tenemos uno a la semana en España tanto de chicos como de chicas, pertenecen a la ITF aunque con control de la española por supuesto, y reinvierte un 20% a la federación nacional, es decir a la española, con el 'prize money'. Por ejemplo, si un torneo es de 15.000 dólares, 3.000 los paga la ITF a la española y nosotros lo distribuimos a los clubes que han organizado ese torneo" , añadió.
Para el máximo mandatario del tenis nacional, en su deporte se pueden encontrar "diversos aspectos" que podrían llamar "corrupción" como son los amaños durante el proceso electoral, el desvío de fondos aprovechando la creación de fundaciones o las propias apuestas.
"El amaño de proceso electoral, por ejemplo, no es sencillo de solucionar. Cuando sale una sentencia al cabo de los años, no se puede solucionar el hecho que se produjo hace tiempo que fueron una elecciones amañadas", aclaró.
Respecto al desvío de fondos, advirtió a las creaciones de fundaciones que se hacen para ello y con las cuales no está "conforme" cuando los recursos van "solo de las federaciones". "No es sencillo conseguir datos de esas funciones que pertenecen a un protectorado y permanecen ajenos al control federativo", matizó.