Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerber, campeona y número uno en Nueva York

La tenista alemana Angelique Kerber celebró su reciente número uno del mundo con la conquista este sábado del US Open al imponerse (6-3, 4-6, 6-4) en la final a la checa Karolina Pliskova, segundo 'Grand Slam' para su palmarés después de levantar también este año el Abierto de Australia.
Kerber se coronó en Nueva York en una final en la que comenzó mandando en el primer set y supo después defenderse ante una gran rival, verdugo de Serena Williams en semifinales y que vendió cara su derrota. En el tercer parcial se vio incluso por debajo, pero la alemana se tomó la revancha con la checa.
Pliskova impidió el número uno de la alemana en la antesala del US Open derrotando a Kerber en Cincinnati. Tres semanas después fue la alemana la que se impuso en un duelo de altura, en el que su pase a la final ya le dio el número uno del mundo que soltó Serena tras más de tres años, derrotada ante una Pliskova que mostró su carácter.
Fue de meno a más, pero la checa no cedió con facilidad en su primera final de un 'grande'. Kerber, que se dio a conocer en Flushing Meadows en 2011 alcanzando las semifinales, dominó el primer set pero después sucumbió ante una rival agresiva y con un revés que marcó las diferencias.
Sin ceder bolas de 'break', Pliskova empató el partido rompiendo a la alemana en el séptimo juego. La línea ascendente de la checa siguió en el definitivo set, poniéndose 1-3 arriba. Sin embargo, la reciente subcampeona olímpica dio un paso al frente, apretó los dientes y supo defender su posición hasta remontar a lo grande.